Comencemos por señalar que la extracción de agua se realiza mediante un sistema electromecánico cuya pieza principal es la bomba de agua, la cual recoge el líquido y lo lleva a un tanque de almacenamiento donde se presuriza y preserva. Existen bombas de chorro para pozos poco profundos, bombas de chorro para pozos profundos y bombas sumergibles. Elegir la correcta depende de la profundidad a la que se encuentre el agua.

Para asegurar un caudal óptimo en un pozo de agua, es necesario realizar una prueba de aforo en la cual se llevan a cabo dos tipos de actividades:  la instalación, operación y desmantelamiento de una bomba y el análisis e interpretación de los resultados de la prueba.

En los aforos se utilizan bombas verticales tipo turbina, un tacómetro de contacto, una sonda eléctrica y un dispositivo de medición de caudal. Así, se mide el nivel estático del pozo incluyendo el mínimo y máximo caudal que la bomba pueda proporcionar, de esta forma se conoce cuál es el caudal que resulta más conveniente para explotar un pozo.

¿Quieres saber más del tema? En Lefrisa Perforación de Pozos y Construcciones somos expertos en la perforación, mantenimiento y rehabilitación de pozos para una mejor explotación del agua.

Con información de Máquinas y Herramientas y Manual de agua potable, Alcantarillado y Saneamiento.