En LEFRISA Perforación de Pozos y Construcciones somos especialistas en la rehabilitación de un pozo, ante un desastre natural, como un terremoto o aluvión, es posible que un pozo de agua quede relleno con lodo o escombros. En este caso, el método más común para limpiar el pozo es utilizar aire o agua comprimida.


Si después de realizar esta limpieza, el agua sigue saliendo turbia o con lodo, es aconsejable retirar nuevamente la bomba para limpiar otra vez el pozo con agua a presión. Y si después de esta segunda limpieza el agua sigue saliendo enlodada, lo más probable es que el filtro bajo tierra esté dañado.


PROBLEMAS DERIVADOS DE LA FALTA DE LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO


-Si se descuida un pozo, es probable que surjan una serie de problemas que finalmente pueden terminar con el cierre definitivo de la veta de agua.


-Es primordial cumplir con las mantenciones del encamisado y la bomba respetando los intervalos de tiempo aconsejados por los especialistas, así como realizar limpiezas tanto de la estructura del pozo como del agua, en caso de ser necesario.


-Un problema que lamentablemente es común en los pozos es la contaminación del agua originada por fertilizantes y pesticidas usados en procesos agrícolas.


-Los fosos sépticos y los terrenos de ganado en los que suele haber acumulación de estiércol también pueden contaminar un pozo.


-Los contaminantes se suelen filtrar por grietas en los revestimientos. Hay que estar atentos a esta situación a través de, principalmente, inspecciones visuales.


-Realizar un sello sanitario en el pozo para proteger a los acuíferos de la contaminación.


-Una tapa sanitaria de la boca del pozo y el sello de mortero, sumados a la limpieza del pozo para eliminar las partículas de la perforación antes de habilitar el pozo para su uso, nos aseguran, en parte, que el agua a extraer se mantiene en el estado original que posee el acuífero.